Crea Tu Viaje

Vamos a tomar algo en Vietnam: beber es un arte aquí

Todos sabemos que la cocina vietnamita es famosa internacionalmente, incluyendo algunos platos estrella como “Banh Mi”, “Pho”, “Bun cha”, etc., pero parece que no todo el mundo conoce la cultura de la bebida de este país. En esta encantadora tierra, beber se considera también otro tipo de arte, tan sofisticado y diverso como el arte culinario.

No es exagerado afirmar que la cultura de la bebida vietnamita es un reflejo de la milenaria historia del país. Cada trago que bebas en Vietnam puede transmitirte el sabor de los miles de años de historia de esta nación y los intercambios culturales entre Oriente y Occidente. También te darás cuenta del ingenio vietnamita y de la increíble abundancia del país: las bebidas aquí aprovechan al máximo las frutas tropicales maduras, las hierbas frescas e incluso las flores. Mientras estés en Vietnam, asegúrate de probar todas estas bebidas tropicales:

Té vietnamita:

El té – el símbolo para expresar la esencia del budismo desde el siglo XI – es un producto y una bebida típica de Vietnam tanto para el consumo diario como para la exportación. Con una larga tradición en la historia vietnamita, el té ha realizado un importante papel en la vida cotidiana de este país por miles de años. Si en el pasado el té tenía un especial valor filosófico para los eruditos, en el presente tiene su propio lugar en la rutina de todas las personas vietnamitas. El té se usa hoy en día para unir a la gente. Es popular en las casas y en los puestos callejeros para tomar bajo charlas amigables con los vecinos o los amigos. También es típico en conversaciones oficiales para refrescar la mente y dialogar con éxito.

Hay muchos tipos de té vietnamita que pueden hacer las delicias de cualquier viajero, desde el tradicional de loto o el de esencia de jazmín que saborearás al máximo si lo tomas sin prisas, hasta el moderno y dinámico té de frutas y el té con leche que pueden tomarse para llevar. El proceso de crear un té de loto perfecto te asombrará seguro. Tradicionalmente, los trabajadores iban a los lagos en barca en medio de la noche, cuando el néctar del loto es más abundante. Después, abrían cuidadosamente todos los pétalos de la flor, llenándolos con hojas de té verde (sin dejarlos mojados), volvían a unir los pétalos fuertemente con una cuerda y dejaban que el té se asentara y absorbiera la esencia durante la noche. Para recolectar el té, debían volver a remar dentro del lago por la mañana, abrir los pétalos de la flor, y recoger el loto natural con esencia de té verde. Debido a este meticuloso proceso, cosechar té de loto es considerado un arte en Vietnam.

Café vietnamita:

Como uno de los líderes productores de café Robusta del mundo, Vietnam sabe exactamente cómo aprovechar los productos que tiene. Verás a alguien disfrutando de un café en cualquiera de sus formas en todas las esquinas de las calles de Vietnam. Hay dos tipos de café vietnamita tradicional, uno con leche condensada (llamado “ca phe nau/ ca phe sua”), y el “ca phe den” (café solo). Ten en cuenta que a no ser que específicamente pidas el café “khong duong” (sin azúcar) o “it duong” (con un poco de azúcar), el café solo viene con cuatro o cinco cucharadas de azúcar. También puedes tomar tu dosis de cafeína con un yogur de café o con la especialidad de Hanói, el café con huevo, hecho con yema de huevo batida (y estupendo para el invierno de Hanói).

Pasar un par de horas mirando a tu alrededor y charlando con tus amigos mientras estás sentado en una pequeña banqueta de un puesto callejero o junto a una ventana de una cafetería con aire acondicionado, con una taza de café vietnamita en la mano, será sin lugar a dudas la mejor experiencia local que podrás experimentar.

“Sinh To”- Batido de frutas:

Los batidos de frutas están en cualquier sitio en Vietnam, y no nos referimos únicamente a los batidos de fresa, plátano o manzana. Encontrarás batidos de papaya fresca, natillas de manzana, coco, fruta del dragón, fruta de la pasión, todas las frutas tropicales que puedas imaginar, junto con hielo y leche condensada o yogur. Son asequibles, sabrosos, agradables, coloridos y serán pronto tu bebida favorita. Si no eres aficionado a la teína o a la cafeína y no te gusta el alcohol, el “Sinh to” te ayudará a soportar el calor y a deshacerte del cansancio.

Cerveza fresca:

Mientras estás en Hanói es obligatorio beber cerveza fresca -“Bia hoi”. ¿Porqué? Porque con solo 5 dólares puedes conseguir alrededor de 20 vasos. Porque es una cerveza de barril con poco alcohol y un sabor limpio y fresco que se convierte ligeramente en dulce en la punta de la lengua cuando lo bebes. Porque va perfectamente con cualquier tipo de comida local: gambas a la barbacoa con chili y sal, almejas al vapor con citronela, mango verde con salsa de gambas, chili y sal, o caracoles con coco salteados con mantequilla y salsa de pescado. Y por último y no menos importante, porque es parte de la verdadera cultura vietnamita y crea una oportunidad para que la gente se junte, coma, beba y charle, y también puede ayudarte en un día triste a olvidar tus penas.