Crea Tu Viaje

Lo que vas a pensar cuando viajes a Tailandia por primera vez

Después de haber escuchado cosas sobre Tailandia una y otra vez, no puedes soportarlo más: necesitas ir a ese país a experimentar cuán “espectacular”, “extraordinario”, “increíble” y “hermoso” es Tailandia por ti mismo. Pero si eres alguien a quien no le gustan las sorpresas, te ayudamos con la preparación del viaje…

… Intentando resumir todos los sentimientos que vas a vivir en tu primer viaje a Tailandia.

“¿Por qué no me habré puesto pantalones cortos?”

Aunque esos pantalones vaqueros largos que has traído te quedan como un guante, me temo que vas a arrepentirte de llevarlos en el mismo instante en que pongas un pie en este país. Serás recibido por el típico aire tropical caliente. Puede que Tailandia sea el lugar más duro, húmedo y caluroso en el que hayas estado. Apúntatelo para cuando hagas la maleta.

Sin embargo, no es una buena idea tirar esos vaqueros. Ya que los templos budistas tailandeses son lugares que debes visitar y en ellos solo pueden llevarse pantalones largos. Vamos a guardarlos para el día en que vayas a un templo.

“¡Esto es muy barato!”

Cuando salgas del vuelo, es el momento perfecto para comer algo. La opción más demandada es el pad thai. “¿Cuánto cuesta? ¿Qué? ¿Solo un dólar? Bueno, pues ¡dame dos o tres platos!”. Y “¿cuánto cuesta esa camiseta de allí? ¿Dos dólares? Por favor, ¡véndeme toda la tienda!”

“¿Es todo tan barato aquí?” En cuanto a la comida callejera y a la ropa la respuesta es sí. Puede que necesites comprar una bolsa de viaje por 150 baht (unos 4,5 dólares) para guardar todo lo que has comprado. En ese momento pensarás en París y en Londres, donde tendrías que pagar alrededor de 10 dólares por una simple hamburguesa.

“Ahora entiendo por qué la llaman

Todo el mundo muestra una gran sonrisa en sus caras en Tailandia. ¿Puede ser que el clima cálido haya calentado también el corazón de la gente? Todo el mundo parece estar feliz y contento durante casi todo el tiempo. Creo que hay muchas cosas que aprender de este pueblo.

“La comida de los centros comerciales es sana”

¿Recuerdas la vez que estuviste en Nueva York, cuando lo último que querías comer era la comida del centro comercial? Tailandia hará que te olvides de esos malos recuerdos y cambies tu opinión. El centro comercial Terminal 21 en Bangkok ofrece comida deliciosa en su quinto piso. Tan buena como cualquier restaurante y algunas veces hasta mejor.

“Es difícil respirar”

… porque este país es demasiado hermoso. Puede que creas que si respiras profundamente todos esos maravillosos paisajes vayan a desaparecer.

Las playas dejan constancia de que las impresionantes fotos que ves en Instagram y Pinterest son exactamente igual que lo ves, si no peor. Aguas cristalinas, arena blanca, costas de palmeras. El paraíso puede ser exactamente esto.

Las ciudades (como Bangkok) ofrecen una visión diferente acompañada de un encanto distinto. Los autobuses, los coches y la gente parecen trabajar en perfecta armonía mientras rodean los principales monumentos, templos y mercados. Los edificios son realmente bellos, diseñados con exquisitos detalles que parecen contar una historia fascinante. ¿Qué más se puede pedir?

Y si hablamos de las zonas montañosas, Tailandia tiene algunas de las más bellas que hayas visto nunca. Desde las junglas hasta los elefantes del Parque Nacional de Khao Yai, hasta el famoso lago de Khao Sok en el sur, pasando por los conocidos senderos de las tribus de las colinas y los bosques cercanos a Chiang Mai: pueden encontrar tu dosis perfecta de naturaleza. En Tailandia no encontrarás las junglas salvajes e indómitas de Borneo en África, pero las que hay también ofrecen paisajes impresionantes, bosques densos, refrescantes cascadas y una fauna muy interesante.

Siéntete afortunado si no te desmayas ante tanta belleza.

“¡Voy a cambiar mi vuelo de salida!”

Porque no crees estar preparado para dejar esta tierra tan pronto 🙂