Crea Tu Viaje

Lo mejor que hacer para familias con niños en Vietnam

Llevarse a los niños de vacaciones siempre es una misión dura para todos los padres. Ciertamente querrás que tus hijos lo pasen estupendamente de manera segura, sana y educativa, y eso será tu mayor prioridad. La buena noticia es que Vietnam puede ofrecerte eso y mucho más. Vamos a ver con qué puedes sorprender a tus hijos en este hermoso país.

Hora de playa, ¡de verdad!

Siendo uno de los destinos más premiados en Asia y muy conocido por sus bonitas playas, Vietnam es el paraíso playero tanto para ti como para tus hijos. Las costas aquí son fabulosas, con aguas cristalinas y arena blanca, donde puedes encontrar alojamientos asequibles y resorts de lujo.
En el norte de Vietnam, la bahía de Halong es una gran elección para una aventura en familia, gracias a que allí tendrás la oportunidad de realizar no solo un crucero – lo que será mucho más que un viaje en barco – para disfrutar de la maravillosa naturaleza repleta de miles de islas de piedra caliza que emergen de las claras aguas marinas, sino también muchas actividades: kayak en la bahía, nadar en el océano, tumbarte en una de las impresionantes playas o pescar calamares. En el centro y sur de Vietnam, las ciudades costeras de Nha Trang, Mui Ne y Da Nang son perfectas para practicar la natación y otras actividades al aire libre como snorkel, buceo, windsurf, etc.

Espectáculo de marionetas de agua:

Las marionetas de agua son una forma de arte tradicional vietnamita que se remonta varios siglos atrás y se representa en una piscina con el nivel de agua bajo. Las marionetas de madera son controladas de forma manual por los maestros titiriteros que las mueven por el escenario con gran habilidad y precisión. Se cantan historias épicas de varios personajes, que a menudo simbolizan escenas tradicionales de la vida cotidiana en Vietnam. Esta forma tan especial de arte te hará exclamar a ti y a tu familia muchos ‘¡wow!’. La música es encantadora también. Y si eliges bien, hay muchas opciones para disfrutar de este arte y dejar que tus hijos prueben su habilidad controlando las marionetas.

Fabricar artesanía en villas tradicionales:

Un viaje de un día a las villas tradicionales que rodean las ciudades de Hanói, Hue, Hoi An o Sapa, se convertirá en un recuerdo inolvidable para tu familia, especialmente tus hijos, puesto que en esas aldeas pueden observar a los artesanos fabricando productos locales. Lo más bonito en este tipo de viajes es que no vas solo a ‘ver’, sino también a fabricar y pintar productos artesanos reales como jarrones, tazas, tarros… por ti mismo y luego llevarlos a casa como recuerdo. Tus hijos pueden tener un talento oculto para el arte, ¿quién sabe?

Tomar clases de cocina:

Muéstrale a tus hijos que cocinar no es una tarea aburrida, que es divertido y entretenido. Haz que tus hijos descubran por ellos mismos sus talentos culinarios a la hora de cocinar un auténtico plato vietnamita. Una sencilla clase de cocina en Vietnam le dará a tu familia más que una oportunidad para aprender a cocinar platos vietnamitas y disfrutar de la gastronomía de este país: os ofrecerá la ocasión de experimentar los mercados vietnamitas. Para los niños será genial ver la cantidad de gente y productos que abundan en los mercados locales y ayudar a los padres a cocinar. Hanói, la bahía de Halong, Hoi An y la ciudad de Ho Chi Minh son los mejores lugares para aprender sobre la gastronomía vietnamita y tomar una sencilla clase de cocina.

Dar un paseo en bicicleta por las ciudades pequeñas y las aldeas:

No solo las urbes grandes en Vietnam, sino también las aldeas alrededor de ciudades como Hanói, Hoi An y el delta del Mekong pueden ofrecer paisajes maravillosos para un paseo en bicicleta. Da una vuelta, aléjate del ruido y la multitud y embriágate con la majestuosidad del campo. La familia tendrá tiempo para pedalear juntos a través de los arrozales, charlar con los lugareños y aprender más sobre la cultura vietnamita.

Ir de compras por “las calles de juguetes”:

“Las calles de juguetes” son atracciones únicas que probablemente no encontrarás en ningún otro lugar que no sea Vietnam. Son calles decoradas con multitud de colores y donde se ofrece una gran variedad de juguetes. Tus hijos estarán encantados y realmente emocionados durante vuestro viaje a Vietnam si los llevas a estas bulliciosas calles. La calle Luong Van Can en Hanói y el parque Le Van Tam de la calle Hai Ba Trung, en el distrito 1 de la ciudad de Ho Chi Minh son las favoritas para llevar a los niños por su vibrante atmósfera y las opciones de venta de juguetes.

Disfrutar de un parque acuático y un parque de atracciones:

Muchas ciudades grandes y sitios turísticos en Vietnam ofrecen una variedad de parques de atracciones que pueden encantar a cualquier niño con sus divertidísimas actividades y juegos. Llevar allí a los niños es la mejor forma de mantenerlos activos con actividades al aire libre. Además, los parques de atracciones pueden considerarse lugares seguros para que los niños hagan lo que quieran mientras juegan y tú disfrutas con ellos o te tomas un descanso viéndoles jugar con otros niños. Hanói, Nha Trang y la ciudad de Ho Chi Minh son perfectos por sus parques de atracciones.