Crea Tu Viaje

Las cuatro “P” que harán que te enamores de Vietnam

Vietnam, de la V a la M, es un sitio para soñar: la exuberante visión oriental de Occidente, las alucinaciones occidentales de Oriente, la modernidad que fluye por el misterio del pasado. Es un país que te quitará el aliento desde el primer momento. Es el amante de miles y miles de viajeros de todo el mundo.

Sin duda estás enamorado de Vietnam por miles de razones, o por ningún motivo en absoluto. Es difícil explicar este sentimiento hacia una persona, o hacia un lugar, pero vamos a intentar explicar el porqué no solo nosotros, sino muchísima gente, tiene estos fuertes sentimientos hacia esta tierra.

Paisajes

¡Vietnam es un tesoro maravilloso! Cada lugar al que vayas tiene su propio encanto, desde las montañas kársticas de la bahía de Halong en el norte hasta las aguas del delta del Mekong en el sur. Lo verás, lo sentirás: no importa cómo, pero la única palabra que saldrá de tu boca será “guau”. Contempla los pintorescos paisajes montañosos con los arrozales en terrazas en Sapa; ve de compras, come y descansa en las paradisíacas playas de Hoi An; observa la elegante arquitectura francesa de Hanói y la Ciudad de Ho Chi Minh; viaja a la época de los antiguos reinos de Vietnam en la ciudad imperial de Hue; maravíllate con la arena blanca y el agua cristalina de Nha Trang y Phu Quoc. Incluso los caminos de piedra de las aldeas del delta del Mekong tienen un encanto indescriptible.

Cuanto más descubres, más te sorprendes. Este país no deja de asombrarte.

Personas

Si Vietnam fuera una persona, tendría una apariencia hermosa y una mente brillante. Los paisajes son extraordinarios y la gente local es incluso mejor. Estarás de acuerdo en el momento en que hagas un tour en moto por los campos vietnamitas y veas a los niños corriendo simplemente para decirte ¡hola!, ¡hola! y chocarte los cinco. Estarás de acuerdo cuando te pierdas en cualquier lugar y cualquiera te ayude y te lleve a casa aun a pesar de la barrera del lenguaje. Estarás de acuerdo cuando necesites cruzar un río en barca y a la gente le falte el tiempo para asistirte.

Son habilidosos, agradables y no quieren nada a cambio más que una sonrisa. Sonríe entonces, mientras estés en Vietnam.

Precio

Tu cartera va a enamorarse de este país mucho antes de que tú lo hagas. ¿Unos pocos céntimos por un vaso de cerveza fresca? ¿Casi un dólar por un batido de frutas natural? ¿Dos dólares por un plato de “pho”? ¿Menos de diez dólares por una prenda de ropa hecha a medida con la tela que tú elijas?

¡Aquí vivimos como reyes!

Pavimento

Nunca olvidarás las aceras de Vietnam una vez que las hayas experimentado. El pavimento no solo es un área para caminar como en el resto de países del mundo, aquí es donde se desarrolla la vida. Puede convertirse en tu restaurante favorito que sirve el mejor “bun bo” (fideos de arroz con ternera). Puede ser un área para comer algo rápido un día por la mañana con el mejor “banh mi” (bocadillo vietnamita) para el desayuno. Puede ser tu cafetería preferida un día por la tarde con su “ca phe sua da” (café vietnamita). También puede ser tu salón de belleza donde conseguir un corte de pelo por un dólar aproximadamente. Puede ser una versión de Wal-Mart con frutas tropicales frescas, verduras y todo tipo de carne. Puede convertirse en tu propia sastrería.

Y ahí es donde puedes encontrar maestros de la gastronomía, gurús, vendedores callejeros y vietnamitas con perfecto manejo de lenguas extranjeras. Es donde empezará tu amor por Vietnam.