Crea Tu Viaje

Cómo convertir tu viaje a Vietnam en una experiencia inolvidable

Sin duda Vietnam como nuevo destino turístico está volviéndose cada vez más popular entre los viajeros, rivalizando con Tailandia, Bali y otros lugares por el título de mejor visita en el Sudeste Asiático. La belleza de sus paisajes, sus amables gentes, su deliciosa gastronomía y sus magníficas playas hacen de Vietnam un destino deseado por cualquiera que busque un asequible billete al paraíso.

En caso de que estés leyendo esta información para investigar más sobre tu primer viaje a Vietnam, debes tener una pregunta apremiante: ¿Cómo puedo disfrutar Vietnam al máximo? Creemos que el texto a continuación no te decepcionará, incluso si ya has buscado información previa, dado que este país cambia y continúa sorprendiendo a sus admiradores día a día. Antes de que pises esta tierra de ensueño, hay algunas cosas que debes tener en cuenta para convertir tu viaje en un recuerdo inolvidable.

Lleva menos ropa en la maleta:

Nadie quiere cargar demasiado las maletas y la mayoría de lo que empacamos es ropa. Sin embargo, puedes librarte de esta carga en tu viaje a Vietnam porque es fácil hacer la colada allí en los hoteles o en las muchas tiendas callejeras por muy pocos dólares. Es mucho más sencillo hacer la colada de manera profesional cada pocos días que llevar mucho peso en ropa en la maleta.

Aprovecha tu dinero:

Sí, los precios en Vietnam resultan muy alcanzables y asequibles. Pero esta es la raíz del problema: ¡no podrás dejar de comprar! Estando en un lugar en el que te cobran 0,25 dólares por un gran vaso de cerveza fresca, rápidamente pensarás que contar el dinero no es realmente importante.

Puedes empezar el día en una sastrería de la antigua ciudad de Hoi An, probando diferentes tipos de seda, convenciéndote a ti mismo de que comprar un vestido o un traje a medida por 50 o 100 dólares no es caro. Después, te encontrarás a ti mismo de pie en la misma tienda, al final del día, rodeado de bolsas y muchas facturas, satisfecho, pero sin entender muy bien cómo has podido comprar tantas cosas.

Este país es el paraíso de las compras, con múltiples tipos de mercados, desde centros comerciales de alto nivel hasta mercadillos de segunda mano, desde mercados flotantes hasta vendedores ambulantes. Como Miley Cyrus una vez dijo (o cantó): “no podemos parar”, y de hecho no tenemos porqué, ya que éste es el único lugar en el que los compradores pueden beneficiarse. No creemos que exista otro sitio donde te ofrezcan un fular con un brocado hecho a mano a unos precios tan bajos. No sientas que tienes que escatimar en tus vacaciones simplemente porque no trajiste dinero suficiente.

Come como nunca:

Vietnam está en lo alto de la lista de los amantes de la comida, y en caso de que no lo seas, pronto lo serás una vez que visites este país. La gastronomía asiática puede no resultar del gusto de todos los viajeros occidentales, pero la vietnamita es diferente, ya que es la perfecta combinación de la cocina asiática y la occidental gracias a su rica historia nacional. Además, los productos son frescos y todos los platos están sazonados con aromáticas hierbas. Los restaurants ofrecen muchas opciones y la comida callejera es verdaderamente un arte culinario. Nunca habías pensado que comerías fideos con caracoles antes de visitar Vietnam y nunca pensarías que te encantaría. Los bocadillos vietnamitas o “Banh Mi” o el “Pho” son platos alabados internacionalmente, y todos sabemos que a Obama le encanta el “Bun Cha” y que Gordon Ramsey quedó maravillado con el “Bun ngan”. Las bebidas también son un arte aquí y encontrarás una interesante y distinguida cultura del café en Hanói y en la ciudad de Ho Chi Minh.

Esta es la tierra de los chefs con cinco estrellas Michelin que no han sido premiados todavía: ¡disfruta!

Pasa muchos días aquí:

No creas que puedes descubrir este país en unos pocos días o te arrepentirás. Prepara bien tus horarios y planea bien tus actividades. Hay muchas cosas que ver y hacer aquí. Piensas que pasarás unas horas o medio día en la bahía de Ha Long, pero sus rocas calizas e increíbles islas harán que este pequeño viaje rápidamente se convierta en una excursión de varios días. Planeas quedarte en Hoi An por una noche, pero sus calles llenas de hermosos edificios antiguos harán que quieras quedarte a vivir allí por el resto de tu vida. Lo creas o no, Vietnam te “hechizará” con su encanto. De alguna manera oirás la voz de Adam Levine en tu cabeza durante todo tu viaje: “Hago el juramento de que solo me quedaré contigo una noche más. Y sé que lo he dicho un millón de veces, pero solo me quedaré contigo una noche más.”

Realiza tours privados:

Al reservar un tour privado con una agencia de viajes, planea todo con ellos, incluyendo el tiempo: cuándo ir a los sitios, cuánto tiempo quedarte, etc. Se asegurarán de que ningún cabo quede suelto y harán que disfrutes de la sensación de saltarte todas las colas que los demás tienen que esperar para entrar en todos los lugares históricos y culturales. Tampoco tienes que perder tiempo viendo cosas que no te interesan. Es fácil evitar sitios que no te gustan para pasar más tiempo descubriendo los que sí captan tu interés y no podrás hacerlo de otra manera. Además, al realizar tours privados, tendrás la oportunidad de explorar destinos conocidos únicamente por los locales y muchas cosas más.
Geográficamente, Vietnam es un país muy largo y estrecho. Si viajas por el país de arriba a abajo por tu cuenta, necesitarás hacer muchas cosas antes y durante el viaje, especialmente las reservas para los desplazamientos. ¿Por qué no dejar que el operador de viajes se ocupe de reservar todos los coches privados, vuelos y demás en tus vacaciones?

Reservar uno o varios tours no es imprescindible, pero es una opción inteligente para poder disfrutar de esta tierra al máximo. Hay muchos tipos de ofertas de tours que hacen que cualquier viajero pueda encontrar lo que necesita: tour privado, tour por la ciudad, tour de día, etc. Puede que tu agente de viajes de siempre se haya ganado tu confianza, pero los operadores de viajes vietnamitas pueden maravillarte no solo por sus increíbles conocimientos y aptitudes sino también por su experiencia con los turistas.