Crea Tu Viaje

Cómo alejarse de las rutas turísticas y ver el Sudeste Asiático más auténtico

“El Sudeste Asiático, para mí, es como un libro interminable repleto de historias mitológicas, colores vintage y pinturas exóticas. El pasado y el presente conviven en cada detalle, desde los musgosos tejados hasta los brillantes océanos. Y no puedo parar de recorrer esta tierra en asombro, de un lugar a otro, por las rutas turísticas y las más inexploradas, para encontrar una prueba de que este lugar tiene sus límites. Pero hasta ahora, he fallado siempre.”

Para aquellos que nunca hayan estado en el Sudeste Asiático: no hay nada de malo en visitar únicamente los lugares turísticos. Puedes seguir la ruta hasta Chiang Mai pasando antes por Luang Prabang, cruzar las montañas a Vietnam, bañarte en las aguas de Sihanoukville y volver hasta Bangkok, habiendo visitado los lugares más turísticos.

Pero para aquellos que ya hayan experimentado el Sudeste Asiático, aquellos que tengan hambre de experiencias más memorables y únicas, aquí les dejo algunas ideas frescas para nuevas aventuras.

Parques nacionales de Vietnam

La bahía de Halong, Sapa, Hoi An, el delta del Mekong… todos son obviamente lugares que se deben visitar, pero en caso de que todavía te queden ganas de disfrutar de la naturaleza, recuerda que Vietnam tiene un gran número de parques nacionales que muestran lo mejor de esta bella nación. La mayoría son casi desconocidos para los turistas, pero ofrecen paisajes increíbles, buenas rutas de trekking, la oportunidad de avistar raras criaturas y un lugar de descanso de otros lugares más masificados.

Debes anotar todos estos nombres en tu lista: el Parque Nacional de Cat Ba, el Parque Nacional de Cuc Phuong, el Parque Nacional de Phong Nha-Ke Bang, La isla Cham y el Parque Nacional de Cat Tien entre otros.

Pedalear por el delta del Mekong

Ir en bici por el delta del Mekong supone una aventura mucho más divertida que hacerlo a la manera típica en un tour en autobús o barco. Muchos operadores de viaje privados ofrecen a sus clientes viajes en bici por el Mekong. Para los que quieran sentirse un poco menos como un turista y más como un viajero, es una buena opción para explorarlo a sus anchas.

Móntate en la bici cuando te canses del bullicio de la ciudad y el rápido ritmo de vida moderno y déjate sorprender. Pueblos con naturaleza exuberante, plantaciones de cocoteros, canales flanqueados por palmeras, gente amable y una vida tranquila: no querrás volver a casa. Incluso las carreteras locales, que te mancharán de barro y polvo, tienen un encanto indescriptible.

Visita la provincia de Kep en Camboya

Asegúrate de dedicar algo te tiempo a la provincia de Kep mientras estés de vacaciones en Camboya. Kep posee una ciudad colonial francesa, una versión tranquila y poética de Sihanoukville, donde puedes disfrutar de la extensa línea de costa sin preocuparte de que haya muchos turistas. Aparte del famoso marisco y las playas de arena blanca, Kep ofrece a sus admiradores los tristes restos del decadente pasado, de cuando Kep era el lugar donde residían las élites camboyanas, cuyas mansiones derruidas ahora proporcionan un desolador reflejo de la plenitud cultural del país en los años 60.

Los atardeceres sobre la bahía del Parque Nacional de Bokor son impresionantes y este lugar es ideal para relajarse tumbado en una hamaca. Los amantes de la naturaleza pueden echarse a andar por rutas relativamente sencillas por el parque o acercarse a la Granja de Mariposas o al Oceanario. No olvides de ver Koh Tonsay, la isla de conejos, repleta de bungalós, donde los locales sirven marisco fresco como gambas o cangrejo acompañado de una salsa de pimiento picado local.

Explorar el noreste de Tailandia: Isaan

Si quieres contemplar la auténtica Tailandia, Isaan en el noreste es un lugar que no puedes perderte. Esta región olvidada ofrece a los aventureros hermosos arrozales y la más auténtica vida local a precio local. Es genial quedarse en una casa familiar, aunque exista la barrera del lenguaje, ya que las gentes del lugar poseen un encanto relajado y despreocupado que te hará ver con nuevos ojos las zonas rurales tailandesas.

Las mejores atracciones turísticas puede que no sean muy diferentes o no estén tan abiertas al turismo, pero ya se sabe: los tesoros están escondidos, no expuestos.

Deambular por el sur de Laos

Vang Vieng, Vientián y Luang Prabang ocupan los primeros puestos entre los visitantes, por lo que mucha gente se salta una parte realmente excitante del país: el sur. No pierdas la oportunidad de explorar esta área, especialmente la Bahía de las Islas, una gran extensión del río Mekong con más de 4000 islas para explorar.

Quién sabe, ¡quizá puedas ver el famoso delfín rosa antes de su extinción!