Crea Tu Viaje

5 razones por las que los viajes privados por Vietnam son mejores que la mañana de Navidad

La mañana del día de Navidad literalmente es dulce por las galletas y turrones del desayuno, los regalos que ha dejado Papá Noel, el sentimiento de unión navideña con tu familia y con tus amigos…Pero si hablamos de disfrutar de las vacaciones, un tour privado por Vietnam puede ser incluso más dulce. He aquí las razones:

1. Viaje privado a Vietnam Es asequible y puedes modificarlo a tu gusto. La mañana de Navidad desde luego es menos flexible.

La mañana de Navidad tiene que tener galletas, regalos, muchos familiares… Pero, ¿qué pasa si no te gustan los dulces, el ruido o el papel de envolver regalos? ¿Qué pasa si quieres pasarlo bien en este preciso momento de tu vida? Es fácil en Vietnam, ya que puedes ir en cualquier momento y puedes disfrutarlo de mil maneras diferentes.

No hay dos personas iguales y en la mente e imaginación de cada turista existe una versión de Vietnam diferente. Desde las típicas visitas en el corazón de la nación, Hanói, hasta los tours hechos a medida para ti y tus hijos, amigos, compañeros de trabajo o incluso tu media naranja si estás de luna de miel: siempre puedes pedir a tu operador de viajes tu viaje ideal, involucrarte en el proceso de su creación y finalmente vivirlo.

Nosotros te sugerimos que tengas en cuenta antes que nada las agencias de viaje locales ya que pueden ayudarte a ahorrar un montón de tiempo y dinero mientras que la calidad de sus servicios es espectacular.

2. No tienes que esperar ni arrepentirte

La mañana de Navidad solo ocurre una vez al año y se acaba muy rápidamente, pero los tours privados por Vietnam son algo que puedes experimentar en cualquier momento y como tú quieras.

Cuando contrates un tour privado con una agencia de viajes, lo planeas absolutamente todo con ellos, incluyendo el itinerario: cuándo ir, dónde y cuánto tiempo estar. Se asegurarán de que no se malgasta ni un solo segundo de tu tiempo y harán que disfrutes a tope del sentimiento de saltarte todas las colas para entrar directamente dentro de cualquier lugar histórico o cultural.

Tampoco tienes que perder el tiempo viendo y haciendo cosas que no te interesan. Es muy sencillo obviar todos los lugares en los que no quieres perder tiempo y gastar ese tiempo en descubrir otros lugares que sí quieres visitar; esto no podrías hacerlo en otro tipo de tour.

3. Conocerás todas las historias

El día de Navidad es un momento en que la familia se une y se desea lo mejor, pero normalmente no se aprende nada nuevo. Si estás hambriento de conocimiento, ven a Vietnam. En un lugar tan excitante como este, surgen miles de preguntas que pueden ser respondidas de manera inmediata por tu guía privado acompañadas de interesantes historias.

Cuando visitas un nuevo país es muy útil poder comunicarte. Los guías privados son gente local que te ayudan a superar la barrera del idioma. Él o ella te enseñará lo mejor de cada sitio al que vayas, contándote siempre alguna anécdota o alguna gran historia y siempre estará preparado para contestar a todas tus preguntas. Ven al Lago de la Espada para oír una historia similar a la del Rey Arturo en su versión vietnamita, o a aprender que Van Mieu (el Templo de la Literatura) en Hanói tiene la misma edad que la Universidad de Oxford, o a usar los palillos vietnamitas de la mejor manera, o a conocer todo el protocolo que se lleva a cabo durante una comida en Vietnam. Deja que tu guía privado te revele todos estos secretos.

Además, pueden usar sus conocimientos para ahorrarte alguna situación embarazosa causada por la ignorancia de estas nuevas culturas y tradiciones, para llevarte a lugares recónditos conocidos solo por los locales y para muchas otras cosas.

4. Experimentarás todo de la manera más cómoda

¿Conduces tú SOLO a la casa de tus familiares? Claro, es la mañana de Navidad. ¿Te has perdido por el camino porque has pasado mucho tiempo sin ir a visitarlos? ¿Por qué no preguntas a Siri quién puede ayudarte?

En Vietnam, no te sorprendas si te recogen en el aeropuerto y te llevan a la ciudad en un coche privado y exclusivo con tu propio chófer. En caso de que te guste hacer deporte, los guías caminarán, irán en bici o escalarán contigo a cualquier sitio que te apetezca. Desde el aeropuerto, un crucero o desde el hotel, un servicio de transporte privado te recogerá donde quiera que estés.
Relájate y disfruta de los estilos únicos de las calles de Vietnam. Incluso si te encuentras en un lugar como en el de la foto, nunca tendrás que vivir una situación parecida a la de la serie “Lost”.

5. Conseguirás reserva en restaurantes famosos y entradas para cualquier espectáculos

Mientras que el día de Navidad seguramente sea muy difícil conseguir reserva para los “restaurantes famosos” y entradas para los “espectáculos interesantes”, con un tour privado por Vietnam, tu operador de viajes local puede conseguírtelas en un abrir y cerrar de ojos.

Y no se trata solo de conseguir entradas y reservas, también obtendrás el consejo de los expertos locales. Ellos saben qué lugares están más o menos frecuentados, cuáles tienen mejor relación calidad-precio, qué se ajusta mejor a tus necesidades… En cualquier caso, te recomendarán igual que lo haría un amigo.

Es bueno saber si estás interesado en hacer cosas locales en Vietnam o si prefieres ver un concierto o evento deportivo específico con antelación, así se pueden reservar tus entradas antes.

Entonces, ¿por qué no vivir varias Navidades en un año al reservar tu propio tour privado por Vietnam para ti, tu pareja, tu familia y tus amigos?

Y otra cosa buena: ya que es un país tropical, tus vacaciones de “Navidad” particulares en Vietnam vacaciones en Vietnam estarán llenas de sol y luz junto a una tranquila playa virgen con aguas cristalinas.